Conferencia


La Psicología Positiva, se propone el estudio científico del funcionamiento psicológico óptimo (potenciar aquello que funciona bien). Sus fundadores Martín Seligman y Mihaly Cikszenmihalyi, la crearon con el objetivo de abordar tres pilares básicos: las emociones positivas, los rasgos positivos y las instituciones positivas. Está considerada como el estudio científico de las virtudes y fortalezas humanas, permitiendo una mejor definición de los dominios del bienestar humano.

Las fortalezas personales son consideradas rasgos positivos del carácter que se constituyen en vías para alcanzar virtudes. Las virtudes así como las fortalezas fueron identificadas y clasificadas a partir de tres amplios cometidos: (a) exámenes de las respuestas sobre el buen vivir y  el comportamiento moralmente bueno en las tradiciones filosóficas y religiosas de oriente y occidente; (b) consultas de textos dentro de esas tradiciones, con el fin de extraer las enseñanzas sobre la excelencia moral, cuyo resultado fueron seis virtudes que se reiteraron en dichas enseñanzas; entre ellas, Sabiduría, Coraje, Humanidad, Justicia, Moderación y Trascendencia, y, por último, la tarea de un panel de expertos que tuvieron por propósito generar una lista de fortalezas del carácter a incluir en la clasificación de rasgos positivos, que resultaron ser veinticuatro.

Las Virtudes son consideradas características centrales valoradas por pensadores religiosos y filósofos morales, mientras que las fortalezas se conciben como procesos o mecanismos psicológicos que definen las virtudes, por las cuales ellas se evidencian; se manifiestan en determinadas situaciones a partir del desarrollo de hábitos específicos. Las fortalezas que definen cada una de las virtudes, comprenden aquellas de carácter cognitivo, útiles para la adquisición y uso del conocimiento; las de orden emocional que implican la consecución de metas ante situaciones de dificultad externa o interna; aquellas de carácter interpersonal que implica cuidar, ofrecer amistad y cariño a los demás; las de contenido cívico que llevan a una vida en comunidad saludable; las que nos protegen contra los excesos; y las fortalezas  que forjan conexiones con la grandiosidad del universo y proveen de sentido a la vida (Seligman & Peterson, 2009).

En la actualidad, la Psicología Positiva centra sus esfuerzos en el desarrollo del bienestar y el crecimiento personal (florecimiento).  Diferentes estudios han revelado cómo determinadas fortalezas personales muestran sus efectos importantes para el bienestar, estimulan la resiliencia psicológica y provocan progresión en el estado de ánimo positivo, que incrementan el bienestar emocional y los beneficios para la salud física. Las actividades que realizamos consecuentes con las fortalezas que poseemos, representa una importante vía hacia el bienestar.



<< Ver listado de Eventos