Apología de la lectura


Acabo de leer el libro del cual he fotografiado la carátula.  Allí se dice que  "Leer cosas buenas y hacerlo bien es como beber agua potable en un mundo colmado de agua insalubre, desbordado por una inundación en la que sobreabundan (como es propio de una inundación) lo que en su mayoría es muy malo, por trivial, por falso, por engañoso" (p.21). Y lo dice porque parte de una analogía: Internet como un tsunami. Hay que leer, porque cuando leemos "las mejores lecturas nos hacen mejores. O menos peores" (p. 24).

Luego de decirnos por qué leer buena literatura, Nadal presenta 14 autores, con una frase que resume el sentido de sus respectivas obras. La estructura de cada entrada es: quién es el autor, contexto del autor y su obra, fragmentos de la obra, un breve comentario sobre la obra, reflexiones para el día a día y sugerencias bibliográficas.

Los autores y obras citados son: Mitch Albom (Martes con mi viejo profesor), Albert Camus (La peste), Elías Caneti (Obras completas), Viktor Frankl (El hombre en busca de un sentido), André Gide (Los monederos falsos), Natali Ginzburg (Las pequeñas virtudes), Francoise de la Rochefoucauld (Máximas), C. S. C.Lewis (Una pena en observación), Octavio Paz (El arco y la lira), Josep Pla (El quadern gris), Antoine de Saint Exupéry (El Principito), Miguel Torga (La creación del mundo) y Margarite Yourcenar (Memorias de Adriano, Opus Nigrum). Algunos de estos libros los he leído, otros releído y uno que otro no lo conocía.

Nadal termina sabiamente diciendo "los 14 autores aquí citados - y brevemente glosados- servirían para justificar una vida más feliz, o como mínimo, una vida mejor, antes de pasar a una mejor vida" (p. 95).

Estoy de acuerdo con Jordi Nadal  "Leer es vida".

Dr. Aníbal Meza Borja
Vice Decano de Investigación y Posgrado

Facultad de Psicología
                                      Universidad Nacional Mayor de San Marcos



<< Ver listado de Noticias