Todo puede suceder


“Todo puede suceder”

Juanito de 3 años, está jugando a todo dar en su dormitorio.
El papá acaba de avisar que llegará en unos pocos minutos para almorzar.
Mamá apura el fuego para terminar a tiempo de cocinar.

“Ah, ¡qué emocionante es jugar con libertad!” – pensaba el niño –
“Ah, ¡ya viene su padre para hacerle guardar los juguetes!” – pensaba mamá –
“Ah, ¡llegaré y disfrutaré unos ricos frejoles! – pensaba papá –

Pero sucedió que, en el interín, llegaron unos tíos y la madre tuvo que atenderlos en la sala.

¿Qué pasó? Que los frejoles estaban cambiando de color.
Cuando papá entró a la casa sintió el negro perfume de unas menestras estampadas en el fondo de la olla.

Ni el niño siguió jugando,
Ni la madre sintió apoyo,
Ni el padre disfrutó el almuerzo.

*** ¿QUE TE GUSTARÍA QUE SUCEDA DESPUÉS?


Mg. Miguel Benavides Peña
Terapeuta Familiar y de Pareja



<< Ver listado de Noticias