La Depresión en hombres


LA DEPRESIÓN EN HOMBRES


 “Si sufres por no ver la luz del sol, el lamento no te dejará ver la luz de las estrellas” (Anónimo)

¿Es la depresión menos común entre los hombres, o es que la probabilidad de reconocerla, aceptarla y buscar ayuda es menor en los hombres que en las mujeres? En estudios conducidos por el Instituto Nacional de Salud Mental (USA, 2018) para determinar el grado de conciencia sobre la depresión, los hombres describieron sus propios síntomas depresivos sin darse cuenta. Notoriamente, muchos no estaban conscientes que los síntomas "físicos", como los dolores de cabeza, trastornos digestivos, y malestar crónico, pueden estar asociados a la depresión. Al menos, uno de cuatro personas, ha experimentado o experimentará síntomas depresivos en su vida.
Además, ellos expresaron preocupación de consultar con un profesional de salud mental porque pensaron que la gente se iba a enterar y podía afectarles en el empleo o en el seguro. También, “temían que les haría perder el respeto de la familia y amigos, o la reputación en la comunidad”.

A la luz de la ciencia

Entendiendo que los problemas socioeconómicos de las mayorías y los retos de la sociedad de consumo, crean tensión y afectan la salud mental, desde un punto de vista biomédico, la genética y las imágenes neurológicas, están ayudando arrojar luz sobre el papel del cerebro en la depresión y otros trastornos. También, de cómo se puede alterar su bioquímica y cómo aliviar el sufrimiento que la enfermedad mental puede causar. La tecnología de las imágenes del cerebro permite observar con efectividad cómo los tratamientos médicos, la psicoterapia y las ayudas psicosociales se reflejan en los cambios en la actividad del cerebro. Estos hallazgos revelan que la depresión es real y tratable, y por ello, más y más hombres están buscando ayuda para tener una mejor calidad de vida.

Los hombres y la depresión

Los hombres experimentan y lidian con la depresión de diferente manera que las mujeres.
•    Están más dispuestos a reconocer la fatiga, irritabilidad, pérdida de interés en el trabajo o en los pasatiempos y problemas al dormir, que a reconocer los sentimientos de tristeza, desesperanza y culpa excesiva.
•    Los problemas con el alcohol o drogas, son más altos en los hombres y podrían ser síntomas subyacentes de la depresión.
•    En lugar de reconocer sus síntomas y buscar ayuda, pueden abusar de sustancias, frustrarse, sentirse con coraje y reaccionar con violencia.

Algunos hombres lidian con la depresión a través del trabajo compulsivo, tratando de esconder el problema a la familia y los amigos; y otros, responden a la depresión involucrándose en conductas temerarias y exponiéndose a riesgos. Juan, un miembro de nuestro grupo, con respecto a este tema dijo:

“Cuando me sentía deprimido era muy temerario con mi vida. No tenía cuidado al manejar ni cruzar la calle. No me importaba si vivía o moría y por lo tanto hacía lo que quería, o bebía hasta quedar entumecido para adormecer mi cabeza y olvidar mis problemas”

Los hombres deprimidos tienen más riesgo que las mujeres  de realizar actos impulsivos y violentos que atenten su propia vida. Cuatro veces más hombres que mujeres mueren por suicidio en los Estados Unidos. Esta alarmante tasa refleja que es menos probable que los hombres busque tratamiento para la depresión, lo que podría salvarles la vida.

¿Cómo pueden ayudar los familiares y amigos?

La cosa más importante que se puede hacer por un hombre deprimido es:
•    Ayúdelo a entender que la depresión es una enfermedad común, para que no se sienta avergonzado. Quizás, usted pueda compartir este folleto con él.
•    Anímelo a ver un doctor para saber la causa de los síntomas y obtener ayuda, para que siga su tratamiento hasta que se recupere.
•    Persuádalo para que sea constante y responsable con su tratamiento.
•    Ofrézcale apoyo emocional. Esto incluye, paciencia, afecto y dar ánimo.
•    Involúcrelo en conversaciones amenas y escucharlo cuidadosamente.
•    No menosprecie sus sentimientos pero enfatice la realidad y ofrézcale esperanza.
•    Anímelo a participar en actividades que antes le eran placenteras pero que ahora evade, como paseos, deportes o actividades culturales.
•    Ayúdelo a construir un ambiente familiar y social que le permita sobreponerse.
No acuse a la persona deprimida de estar fingiendo una enfermedad o de vaga, ni espere que salga rápidamente de la condición. Recuerde, con tratamiento, la mayoría de estas personas mejoran.

Ideas para la reflexión

¿Ha conocido a alguien que es cascarrabias, irritable, y no tiene sentido del humor?, y tal vez ¿abusa física o mentalmente de su esposa e hijos? Puede que él trabaje todo el tiempo, se aísle o busque compulsivamente el placer en conductas de alto riesgo. Quizás ese hombre es usted. De ser así, es importante que entienda que existe una enfermedad llamada depresión que puede estar causando problemas; y para quienes sufren de ella, la vida no tiene que ser tan oscura y desesperanzada.

La vida es difícil como tal y salir de la depresión puede aportar recursos vitales para lidiar efectivamente con los retos de la vida. Cuando un hombre está deprimido, él no es el único que sufre. Su depresión también oscurece la vida de los demás y lograr que él obtenga tratamiento puede enviar un mensaje de esperanza a todas esas vidas.

Dr. Julio Celada González, Médico Psiquiatra y Psicólogo
California, USA 2019



<< Ver listado de Noticias