FORTALEZAS INTERPERSONALES DE LA VIRTUD DE HUMANIDAD Desde el enfoque de la Psicología Positiva


Las fortalezas de carácter que se adscriben a la virtud de HUMANIDAD ejemplifican rasgos de naturaleza interpersonal que se desarrollan a través del Amor, Bondad e Inteligencia social.

El AMOR como fortaleza interpersonal se expresa en sentirse cerca y apegado a otras personas, conlleva tener importantes y valiosas relaciones con los demás, en su forma más elevada, el amor ocurre dentro de una relación recíproca con otra persona.  Al estar presentes estas dos manifestaciones en la fortaleza de la capacidad de amar y ser amado, se pone de manifiesto el valor de las relaciones de proximidad con los demás para construir relaciones interpersonales positivas., saludables y nutritivas (Peterson y Seligman, 2004).  

Según Fernández-Berrocal (2017), el amor es la principal fuente de sentimiento positivo en la vida, es agradable e intenso al mismo tiempo, implica apego, deseo de proximidad como el que se da entre padres e hijos. Distingue tres formas de manifestación pura del amor, la proximidad o sentimiento de cercanía, unión, afecto y confianza hacia otra persona; la pasión o estado de excitación mental, física, y el compromiso o relación de compañerismo sin que haya intimidad ni pasión.

La fortaleza interpersonal de BONDAD, es definida como la propensión generalizada a ser amable con otras personas, generoso, altruista, compasivo e interesado por el bienestar de los demás. Dicha fortaleza la mostramos en la realización de acciones positivas por los demás, como hacer favores y buenas acciones, ayudar y cuidar a otras personas sin pretender ser recompensado ni obtener un reconocimiento, este es el denominado verdadero altruismo. La acción de dar o ayudar produce en la persona que posee esta fortaleza gran alegría y disfrute por el hecho de dar sin mediar parentesco o amistad, dejando de lado los propios deseos y necesidades inmediatas, por creer que es lo justo. El amor altruista es la expresión más compleja e impresionante del altruismo humano.

En el marco del bienestar y la felicidad, Lyubomirsky (2011) subraya la dimensión moral que tiene el ser bondadoso y generoso, reconocidas como algo bueno, correcto y ético que son inculcadas en la niñez, que practicada tal como lo revela la investigación científica, no solo es bueno para el que la recibe, sino también para el que la practica puesto que ser generoso y estar listo a compartir hace feliz a la gente.

La INTELIGENCIA SOCIAL es la fortaleza interpersonal que puede tomar el nombre de inteligencia emocional o inteligencia personal. Denota estar consciente así como comprender las emociones y sentimientos de uno mismo y de los demás, en que podemos interpretar los sentimientos más íntimos de otras personas; en este sentido, la inteligencia social está direccionada a comprender y apreciar los matices emocionales de una relación. Abarca saber manejar las relaciones interpersonales de manera fluida, saber cómo comportarse en diferentes situaciones sociales, identificar lo que es importante para otros, ponerse en el lugar del otro (empatía) y cultivar sanas relaciones.  (Alarcón, 2009).  

Niemic (2016), en su análisis de las fortalezas interpersonales de amor, amabilidad e inteligencia social respecto de lo que las caracteriza en función de su esencia, señala que en el Amor destaca la reciprocidad, lo auténtico, la calidez; en la Bondad hacerlo por otros y para otros y, en la inteligencia social ser sintonizado, entonces inteligente socialmente.

Lyubomirsky (2011), señala que los contactos sociales son fundamentales para la salud y bienestar, que las personas felices tienen mejores relaciones que sus compañeros que son menos felices. Sostiene que la relación causal entre relaciones sociales y felicidad es claramente correlativa, de ahí que mejorar y cultivar las relaciones conlleva a experimentar emociones positivas. Afirma que las personas felices son extraordinariamente buenas en sus amistades, su familia y sus relaciones íntimas, que cuanto más feliz sea una persona más probable es que esté satisfecha con su vida familiar, tener una pareja romántica, gran círculo de amigos, mayor actividad y apoyo social.

Dra. Rosario Arias Barahona Guzmán
Presidenta de IPPSE




<< Ver listado de Noticias