El Instituto Peruano de Psicología y Educación  -IPPSE-, es una asociación civil con un staff de psicólogos, educadores -académicos y profesionales- que a partir de la gestión y desarrollo institucional utilizando un enfoque multidisciplinar, realiza la prestación de servicios de consultoría, asesoría y capacitación en las organizaciones laborales privadas y estatales de carácter empresarial y educativa, a nivel del territorio nacional.

Desarrollamos investigación de mercados basada en metodologías cualitativas y cuantitativas; así como mediciones en clima laboral, factores de riesgo psicosocial y salud ocupacional. Utilizamos pruebas psicológicas de editoriales reconocidas y también las elaboramos ex profeso, para medir variables o constructos de interés organizacional. Llevamos a cabo consultorías, asesorías, capacitaciones de acuerdo a las necesidades laborales y realizamos evaluaciones psicológicas para fines de selección y promoción del personal.

Comercializamos instrumentos originales de evaluación psicológica y capacitamos al usuario, así como material psicoeducativo y libros de psicología.

Realizamos diversas terapias psicológicas y psicopedagógicas dirgida a niños, adolescentes, jóvenes y adultos en respuesta a las demandas y dificultades que tienen que enfrentar en el día a día en los ámbitos personal, familiar, escolar, laboral y social.

Desarrollamos  consultorías, asesorías y capacitaciones pedagógicas dirigidas a los directivos y profesores orientadas a mejorar la calidad educativa, optimizar los procesos de enseñanza aprendizaje, el uso pedagógico de las TICs y la aplicación de soluciones tecnológicas. A nivel de los padres de familia se imparte conferencias, charlas y talleres para adquirir recursos relacionados con el aprendizaje y desarrollo cognitivo, emocional y actitudinal de sus hijos, para unir su misión formativa a la de la institución educativa.

En el transcurso de los próximos cinco años nos proponemos afianzar el carácter de institución científico - técnica que lidere y colabore significativamente en la calidad del desarrollo educativo, de las organizaciones y propicie el bienestar psicológico, social y espiritual de las personas.